Con motivo de celebrarse las tradicionales fiestas de fin de año el Presidente de la República José Mújica y el Ministro de Defensa, Luís Rosadilla, envían un saludo al personal civil y militar que se encuentra cumpliendo funciones en Misiones Operativas de Paz de Naciones Unidas y en la Base Antártica Artigas.

Al finalizar un nuevo año es momento para recordar y felicitar a todos ustedes, personal civil y militar que se encuentra cumpliendo funciones en las Misiones Operativas de Paz de Naciones Unidas, quienes día a día se destacan no solo por el alto nivel profesional sino también por el apoyo continuo que en diversas áreas prestan para consolidar una ayuda humanitaria siempre desinteresada y muy efectiva, en favor de la Sociedad y las Naciones que requieren de su valiosa contribución para la estabilización de la paz.

Tanto en la visitas realizadas a la República de Haití como a la República Democrática del Congo por el Señor Ministro de Defensa Luís Rosadilla, como en las diversas inspecciones de altas autoridades civiles y militares de nuestro país, en las visitas de representantes internacionales y autoridades de Gobierno de los países donde están desplegados los contingentes de militares compatriotas, en todos los casos se destaca el apoyo que brindan a los habitantes de esas naciones insertas en realidades complejas donde las necesidades y carencias son muchas, pero no obstante reciben de ustedes apoyo médico, alimentos, recreación, seguridad, pero sobre todo apertura y afecto para mitigar en la medida de sus posibilidades algunas de las muchas vulnerabilidades con las que viven cotidianamente estas personas.

Por eso el Pueblo y Gobierno Nacional reconocen y agradecen su esforzado trabajo, el que incluso mereció en varias ocasiones ser destacado por su loable contribución a la paz y como garantes para que llegue a cada uno de los sitios asignados la vital ayuda humanitaria. Son un pilar decisivo e insustituible para el éxito de las operaciones de paz, lo cual debe representar un alto estimulo para cumplir con su misión y llenar de orgullo a su país.

No olviden que son reconocidos, especialmente y diariamente, por otros pueblos que desde otras lenguas y culturas encuentran en este puñado de uruguayos un espacio humano y solidario que nos hace sentir muy orgullosos a todos los orientales por dejar bien en alto el Pabellón de la Patria.

Ustedes son además la demostración clara y cabal de nuestra identidad más pura como Nación, ya que son capaces de sembrar la esperanza en zonas del mundo donde sobrevivir es un milagro, por eso una vez más reciban en nombre de todo el pueblo y del Gobierno del Uruguay las más sinceras y cálidas de las felicitaciones por esta generosa contribución humana a favor de quienes más lo necesitan.

También es digno destacar el invalorable aporte que en duras condiciones climáticas realizan para el país y para el desarrollo del conocimiento científico nuestros compatriotas en la Base Antártica Artigas. Un trabajo interdisciplinario que involucra a diversos actores de la vida nacional y en especial a la comunidad científica uruguaya que tiene la oportunidad de trabajar en cooperación con sus colegas de otras naciones instaladas en el continente blanco, en una aventura del conocimiento que solo es posible por el invalorable aporte que realizan las Fuerzas Armadas para sostener y enriquecer la presencia de nuestro país en la Antártida.

A todos y cada uno de Ustedes en particular, el pueblo uruguayo y el Gobierno, les envían en tiempos de sinceras nostalgias y de distancias físicas, un apretado abrazo para desearles una feliz culminación de su misión profesional y un Muy Feliz año 2011.

Saludo de Fin de año a personal civil y militar en Misiones de Paz y Antartida de Presidente y Ministro de Defensa