Más de medio centenar de autoridades mundiales estarán presentes en la toma de posesión de la Presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, hecho relevante por ser la primera mujer en asumir la primera magistratura de Brasil.

La Cancillería brasileña indicó que el acato de asunción contará con la presencia de Jefes de Estado de todos los continentes quienes ya anunciaron su asistencia a los actos de este sábado en esta capital, entre ellos los Mandatarios de Uruguay, Venezuela, Bolivia, Argentina, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Paraguay.

También, asiste la Secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, el príncipe Felipe, de España, el Primer Ministro de Corea del Sur, Chung Un-chan, y el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, entre otras personalidades africanas y europeas.

En cuanto a los actos que se realizan este 1 de enero como parte de la asunción a la Presidencia de Dilma Rousseff, está ratificado que comenzarán sobre las 14:30 hora local, con un desfile en auto descapotable por diferentes áreas de la Explanada de los Ministerios.

Esa zona de esta capital acoge además de los edificios de los Ministerios, las Sedes de los tres Poderes, la Catedral de Brasilia, el Museo Nacional y el Teatro Nacional, entre otros otras construcción emblemáticas y de importancia política en Brasilia.

Como es la primera vez en la historia del Brasil que una mujer llega a la Presidencia, la Fundación Cultural Palmares, encargada de la organización de las actividades culturales vinculadas a la toma de posesión, preparó un programa para homenajear a la mujer brasileña.

esta muestra incluye las fotos de 36 relevantes mujeres brasileñas con una breve biografía en grandes paneles que adornarán los lugares por donde desfilará la Presidenta electa hasta el Palacio de Planalto, donde recibirá la banda Presidencial de manos del mandatario saliente Luiz Inácio Lula da Silva.

Posteriormente Rousseff se dirigirá por primera vez al pueblo como la Primera Mandataria de Brasil.

Precisamente frente al lugar donde hará uso de la palabra, la Plaza de los Tres Poderes, la Fundación Cultural Palmares tiene listo un espectáculo artístico con las cantantes Elba Ramalho, Zélia Duncan, Gabi Amarantos, Fernanda Takai y Marta Önália como figuras centrales.

Los organizadores calculan en unas 70 mil las personas que se concentrarán en la Explanada de los Ministerios para ser partícipes del suceso histórico de la toma de posesión de la primera mujer presidenta de Brasil.

Unos cuatro mil policías y militares brasileños son los responsables de la seguridad de la toma de posesión de la presidenta electa Dilma Rousseff, ceremonia a la que asistirán medio centenar de autoridades internacionales.

Durante los actos de toma de posesión, a realizarse este sábado entre las 14:30 y 21:00 horas locales, estará cerrado el espacio aéreo de la capital brasileña, salvo para aeronaves autorizadas y vinculadas al esquema de seguridad, así como efectivos de la Marina ocuparán el lago Paranoa.

La ceremonia incluye recorridos en carro descapotable o cubierto (sólo en caso de lluvia) entre varios puntos de la Explanada de los Ministerios, en el centro de Brasilia, y actos en la Catedral, la sede del Congreso Nacional, el Palacio de Planalto (traspaso presidencial) y el Palacio de Itamaraty (recepción oficial).

Agentes de la Policía Federal cuidarán a la Presidenta electa hasta que deje la sede del Congreso Nacional, donde jurará como mandataria, y a partir de ahí, miembros del Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia de la República asumirán su protección.

El patrullaje policial no sólo incluirá la Explanada de los Ministerios, sino también el trayecto entre el aeropuerto internacional de Brasilia Juscelino Kubitschek y el centro de la capital, para garantizar la llegada de convidados extranjeros y nacionales que lo harán en las primeras horas del sábado.

Entre 130 y 140 patrullas policiales escoltarán a los jefes de Estado y de delegaciones oficiales que concurrirán a la toma de posesión de Rousseff, cuyo carro estará protegido por representantes femeninas de esa laboral policial.

En el esquema de seguridad, que comenzó hace seis meses, participan mil 700 efectivos del Ejército, 150 de la Marina y 120 de la Fuerza Aérea, así como 600 de la Policía Federal y 90 de la Policía Federal de Carretera, además de agentes civiles y miembros del Cuerpo de Bomberos.

Para el jefe de Comunicación Social del Comando Militar del Palacio de Planalto (sede del gobierno), coronel Carlos Penteado, el sistema de seguridad de la toma de posesión de Rousseff no se diferencia mucho del desplegado en actos similares anteriores.

La ceremonia contó con varios ensayos, dos de ellos este mes, el último, general, efectuado el domingo anterior, donde ajustaron todos los detalles y comprobaron el esquema de seguridad, que dispone además de varias cámaras para supervisar toda el área.

El Presidente José Mújica asiste a la asunción de la primera mujer Presidente de Brasil Dilma Rousseff