Por primera vez la Fuerza Aérea Uruguaya y la Fuerza Aérea Brasileña realizan Ejercicios combinados de Cooperación y Coordinación para la seguridad y custodia del tráfico aéreo en el espacio aéreo jurisdiccional de ambos países, para evitar cualquier práctica irrgular.

En esta maniobra militar, participarán 60 efectivos por cada Fuerza, entre pilotos, personal técnico y mecánico y distintas aeronaves pertenecientes a Brasil y Uruguay.

El objetivo fundamental de este procedimiento, denominado URUBRA I, explicó el Teniente Coronel (Av.) Rodolfo Pereyra Director de Operaciones Aéreas, es consolidar procedimientos comunes para la transferencia de información entre las dos Fuerzas, ante la ocurrencia de vuelos irregulares o ilícitos dentro de las fronteras de ambas Naciones.

La mecánica de este ejercicio esta basado en la utilización de aviones que damos en llamar no bélicos, dijo Pereyra, aviones blancos, pertenecientes tanto a la Fuerza Aérea brasileña como a la uruguaya.

Las aeronaves, parten del Aeropuerto de Durazno y las Brasileras del Aeropuerto de Santa María, siguiendo un perfil ya planificado e ingresando al espacio aéreo nacional, donde son detectadas e interdictadas por la fuerza del país donde se produce el ingreso irregular no identificado de una aeronave, la cual es detectada con los modernos radares para luego llevar adelante el protocolo que permita garantizar la seguridad de nuestro espacio aéreo.

Allí nuestra Fuerza Aérea, subrayo Pereyra, y a través de la transferencia de información, logra con los medios de detección con que se cuenta, identificar este tipo de vuelos, el cual y por intermedio del sistema de telecomunicaciones permite activar las aeronaves para la intercepción e identificación y de ser necesario el aterrizaje y detención de la aeronave que ingresó irregularmente al espacio aéreo nacional.

Este tipo de operaciones, añadió el Coronel Pereyra, establece la implementación por parte de ambos países de un sistema de transferencia de información para poder conciliar una mejor forma de control del espacio aéreo.

De esta forma utilizando y coordinando los recursos humanos y técnicos que tanto las fuerza aérea de Brasil y de Uruguay disponen para garantizar la seguridad y la defensa del espacio aéreo nacional de cada uno de los dos países.

La idea es continuar con este tipo de procedimiento agregó Pereyra, ya que es una forma de optimizar y aumentar la confianza mutua acumulando experiencia y participando como es en este caso del intercambio de pilotos entre las aeronaves de Brasil y nuestro país.

Fuerzas Aéreas de Uruguay y Brasil realizan ejercicio conjunto de seguridad y custodia de su espacio aéreo