Varios efectivos militares que se desempeñaban en la base aeronaval Capitán Carlos Curbelo, fueron imputados por la justica por robo y venta de combustibles. El subsecretario de Defensa, Ing. Agr. Andrés Berterreche informó que apenas se tomó conocimiento de la operativa, se dispuso una exhaustiva investigación administrativa.

Según explicó, la operativa de sustracción y venta de combustibles de manera irregular por parte de efectivos militares que se desempeñaban en la base aeronaval Capitán Carlos Curbelo fue descubierta por la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas y luego informada al ministerio.

«Esta situación es tan grave como sorpresiva para nosotros, ya empezamos con los procedimientos para hacer la investigación administrativa, y luego teniendo los resultados, ahí tomaremos las medidas que correspondan», declaró Berterreche. «No hubiésemos permitido bajo ningún concepto que esto sucediera, aun teniendo rumores se hubieran aplicado las medidas necesarias», afirmó el subsecretario.

«O hay falta de control o responsabilidad de quienes no hicieron los controles, eso va a ser definido por la investigación administrativa en curso», explicó.

«Todo el personal formalizado es subalterno, un Suboficial y marineros de primera, no hay ningún oficial formalizado, de todas maneras todo el que esté vinculado al procedimiento del combustible de la base será investigado», finalizó Berterreche.

Investigación administrativa en base aeronaval de la Armada