El Instituto Antártico Uruguayo (IAU) celebró el Día de la Antártida, fecha que recuerda el ingreso, hace 33 años, de Uruguay como miembro consultivo del tratado internacional sobre ese continente, que entró en vigor en 1961. «La ciencia, la tecnología y la innovación son un sello indeleble que debe tener nuestro país en esa zona», dijo el ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez.

«Es necesario pensar en el presente y el futuro», dijo Menéndez en la ceremonia por el Día de la Antártida y en conmemoración del 33º aniversario del ingreso de Uruguay como miembro consultivo del Tratado Antártico.

Al acto, realizado en la sede ministerial, en el que además se distinguió al personal militar y civil que participó en el campaña antártica 2017, concurrieron también el presidente del Instituto Antártico Uruguayo, Daniel Núñez, el subsecretario de Defensa, Daniel Montiel, y el Comandante en Jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, junto con integrantes de la comunidad antártica nacional, entre otras autoridades.

Menéndez reconoció la necesidad de desarrollar estrategias que permitan consolidar la actividad antártica con miras a 2048, año en el que se podría modificar el protocolo del Tratado Antártico sobre la protección del ambiente. Uruguay es, desde 1985, uno de sus 29 miembros consultivos, lo cual le otorga voz y voto, además de una presencia estratégica a nivel internacional. «Uruguay tiene una política de Estado en esta materia, que se sustenta de la aprobación de toda la sociedad», agregó.

«Todos los uruguayos creemos que lo que pasa en la Antártida es algo muy bueno y se debe apoyar», sostuvo. En ese sentido, Menéndez reconoció las políticas aplicadas por los diferentes gobiernos a lo largo de estos más de 30 años. «Saludo sinceramente este hecho, que, sin duda, permite que tengamos la oportunidad de pensar en el futuro», agregó.

Destacó, además, la concreción del gabinete ministerial de Asuntos Antárticos, que hoy integran los ministerios de Relaciones Exteriores, de Industria y de Medio Ambiente, para potenciar el trabajo que se realiza desde la cartera de Defensa. “Agradecemos y valoramos el compromiso y el esfuerzo de todos aquellos que acompañan cada uno de nuestros objetivos”, sostuvo.

«Apoyar la  actividad científica en la Antártida es uno de los principales objetivos y desafíos», señaló Menéndez. «La ciencia, la tecnología y la innovación son un sello indeleble que debe tener nuestro país en la Antártica», enfatizó. «Somos un pequeño país con escasos recursos, pero que realizamos un gran esfuerzo para lograr estos avances cualitativos», agregó.

Por su parte, Núñez recordó que este no es el día del Instituto Antártico, ni siquiera el día del Programa Nacional Antártico, es el Día de la Antártida. «No es un día de organizaciones, es un día del Uruguay y de la sociedad en su conjunto», aseguró.

Resaltó que el desarrollo de la investigación brinda también las bases para un posicionamiento nacional en temas de política internacional que requieran un sustento científico y mantiene además la autonomía del país para operar dentro del área del Tratado Antártico.

Al finalizar la ceremonia, el presidente del IAU, presentó al futuro jefe de la Base Artigas, José Carlos Fonseca, y a los miembros de la dotación Antarkos XXXV, que cumplirá funciones durante el próximo año.

En la actividad, también se reconoció la labor de los integrantes de la comunidad antártica, quienes con su trabajo contribuyeron al desarrollo del Programa Antártico Nacional, así como la de los integrantes de las dotaciones anteriores y del personal del buque ROU Artigas, que participaron de la campaña de verano 2017-2018.

 

Día de la Antártida